Lingviny / Lingviny ayuda a un cliente de BMW

Lingviny ayuda a un cliente de BMW

Recientemente hemos ayudado a Eduard, un propietario de un BMW de Rusia a resolver un problema técnico con su coche completamente nuevo. ¿Cómo? Pudo comunicarse directamente con la sede central de BMW en Alemania a través de Lingviny. Aquí contamos su historia.

Muchas veces tratar con concesionarios locales de fabricantes de automóviles internacionales puede ser difícil. Tanto si se trata de un coche de lujo como sino. No siempre es fácil para los propietarios de coches ponerse en contacto con la oficina central para solucionar un problema debido a la barrera idiomática. 

Eduard compró un BMW. Sin embargo, dos semanas más tarde el ordenador de a bordo indicó problemas con el subchasis. Eduard fue al concesionario de BMW local y solucionaron el problema. Para ser más precisos, el ordenador de a bordo dejó de indicar el problema. Eduard se decepción cuando una semana más tarde el ordenador de a bordo empezó a indicar el mismo problema y tuvo que ir al concesionario de nuevo. En el concesionario le dijeron que no sabían qué causaba el problema y se pusieron en contacto con la sede central de BMW. Eduard estaba preocupado:

¿Puedes imaginar cómo me sentí cuando pasó esto? Estaba preocupado por el precio del coche, el problema con el subchasis y porque me encanta la marca. Decidí ponerme en contacto con la sede central de BMW en Alemania yo mismo. Encontré la página web y la información de contacto del departamento de atención al cliente. Pero luego pensé cómo les escribiría: ¡yo no hablo alemán!

Eduard descubrió Lingviny y utilizó nuestro servicio para mandar un correo electrónico al servicio de atención al cliente de BMW en Alemania.

Estaba contento de haber encontrado Lingviny. La principal ventaja no fue la traducción rápida y precisa, sino que parecía que el correo electrónico hubiese sido escrito en alemán por mí mismo porque había sido enviado desde mi dirección de correo electrónico.

La respuesta en alemán llegó muy pronto. El problema fue arreglado rápidamente una vez que la sede central envío el correo electrónico con las instrucciones paso a paso al concesionario.